Villa Gesell Rock & Roll

Villa Gesell Rock & Roll

$160,00

3 cuotas de $59,18

Calculá el costo de tu envío:

VILLA GESELL ROCK&ROLL

Autor: Juan Ignacio Provéndola

Edición independiente

1ra. ed. 2017 / 102 p. 

 

“Nunca se puede asegurar que es primero, si el sitio, la gente, o las circunstancias, pero es un hecho que determinados lugares son el epicentro de sucesos determinantes y extraordinarios para el arte, como Ibiza, Florencia, París y, en dimensión local, Villa Gesell. 

 

Los que posteriormente serian protagonistas del rock de Argentina (y también de otras disciplinas) percibieron una libertad inusual en el Gesell, que se podía aprovechar para vivir de artesanías… o simplemente ir sin planes ni recursos.

Felizmente los acontecimientos se precipitaron y los boliches dieron curso a recitales, café concerts y etcéteras entre los que sucedió todo y desfilaron todos los que posteriormente admiramos. El rock llegaba a Argentina… para quedarse… y en Villa Gesell encontró un mitológico punto de encuentro. Y también de paso”.

 

Así lo expresa el músico geselino Willy Crook en el prólogo de “Villa Gesell Rock&Roll”, un libro de 30 capítulos que este vínculo tan influyente para la cultura rock de Argentina. Lo hizo el periodista geselino Juan Ignacio Provéndola (Página/12, AM Nacional, LaNación Deportes y PulsoGeselino.com.ar). Es su tercer libro después de “Historias de Villa Gesell” y “RockPolitik” (éste último publicado por Eudeba, la editorial de la Universidad de Buenos Aires).

 

El libro se apoya en relatos, testimonios, recuerdos y anécdotas, entrevistas y artículos periodísticos para reconstruir el paso de numerosos artistas, como Los Beatniks y el mítico Juan Sebastián Bar o los primeros shows de Soda Stereo, pasando por las diversas experiencias de Los Redondos, las épocas fundacionales de Divididos y Los Piojos o datos desconocidos como por ejemplo el debut de la formación más emblemática de La Máquina de Hacer Pájaros o bien el de Alma y Vida, que se formó acompañando a Leonardo Favio a Gesell. También aparece Celeste Carballo, mujer notable del rock argentino, quien también en la Villa fue cuando se decidió a iniciar una carrera.

 

Por supuesto, no faltan artistas de vínculo estrecho con Villa Gesell. Como Los Tipitos y sus históricas temporadas en la peatonal de la Avenida 3, o Jorge Serrano, radicado en la ciudad desde hace dos décadas. 

 

Entre las curiosidades aparecen las tareas de inteligencia que la Policía Bonaerense le realizó a Charly García en el verano de 1996, después de proclamar su célebre frase “Drogas sin sol” en un recital en Autocine de Gesell.

 

También figuran lugares emblemáticos pero misteriosos, como Mr. Gone, de Mar Azul, o festivales históricos, como el Gesell Rock inmediatamente posterior a la tragedia de Cromañón. Y hasta la experiencia de La Vela Puerca, banda uruguaya que comenzó a hacer pie en Argentina un verano que se hicieron base en Villa Gesell.

 

Otro capítulo imperdible: el del director geselino Fernando Spiner, quien dirigió en la Villa la única experiencia en cine de Luis Alberto Spinetta y luego protagonizó una increíble historia con las cintas del rodaje de “Ciudad de pobres corazones”, de Fito Páez.

 

Al final, a modo de bonus track (titulado “Canciones ocultas de un disco con formato de libro”) se agregan algunos datos resumidos, acaso como anticipo de lo que será ampliado en un segundo volumen.